De como conocimos la ultima maldicion del Calamidad…

Maldito capitán su nombre ya lo sabéis, yo prefiero ni nombrarlo, con su sonrisa marcada para la eternidad, nunca levanto mis simpatías, ahora a mi pesar mis temores son ciertos, marinero con poca honorabilidad este capitán, os explicare la historia que tras beligerantes horas de discusión pudimos descubrir no sin dificultades. Tres, fueron las ataudes,…